Evaluación de fallos del motor de arranque

Aquí encontrará valiosos y útiles consejos de taller sobre el tema de la evaluación de daños en motores de arranque.

Indicación de seguridad importante La siguiente información técnica y consejos prácticos han sido elaborados por HELLA con el fin de ayudar de forma profesional a los talleres de vehículos en su trabajo diario. La información facilitada en esta página web está pensada solamente para personal debidamente cualificado y con formación específica.

 

Evaluación de fallos del motor de arranque: Causas y efectos

"Empastado" de motores de arranque

Si se produce un "empastado" de los motores de arranque, esto se puede notar por el aumento del ruido y los daños en los piñones del motor de arranque. En casos extremos, la corona dentada del motor también puede estar gravemente dañada.

 

CAUSAS

El "empastado" se produce por la combinación de impurezas (polvo/partículas desprendidas por desgaste del embrague, polvo de la carretera arremolinado) en la carcasa del embrague y la grasa lubricante en el árbol de inducido, el árbol intermedio, la rosca de paso grande y la rueda libre con rodillos. Esta combinación de lugar a una pasta que ya no es untuosa.

 

CONSECUENCIAS

Debido a la formación de esta pasta que ya no es untuosa, el funcionamiento del motor de arranque, en particular del engranaje con rueda libre y de la rosca de paso grande, se ve perjudicado hasta el punto de que los piñones del motor de arranque salen con demasiada lentitud de la corona dentada del motor. Esto da lugar a los fallos mencionados anteriormente. Por lo general, estos problemas solo pueden solucionarse sustituyendo el motor de arranque. 

 

Utilice únicamente grasas adecuadas para esta aplicación o suministradas por el fabricante. Asegúrese de que todas las chapas protectoras y tapones de cierre de la carcasa del embrague están presentes y correctamente instalados. Si se sustituye el motor de arranque, debe limpiarse la carcasa del embrague para evitar que se "empaste" prematuramente.

 

Daños en motores de arranque con imanes de ferrita

En algunos tipos de motor de arranque, los devanados de campo de cobre o aluminio se sustituyen por imanes de ferrita. Un patrón de daños que se produce con frecuencia en estos tipos de motor de arranque son los imanes de ferrita partidos. Como consecuencia, los imanes se desprenden de la carcasa y se rompen.

 

CAUSAS Y EFECTOS

Los impactos o golpes provocan los patrones de daños mencionados. La rotura de los imanes de ferrita provoca el fallo total del motor de arranque. En principio, se debería prescindir de una "comprobación del funcionamiento" mediante golpes de martillo o similares en la carcasa del motor de arranque o en el interruptor magnético en estos tipos de motor de arranque. Dejarlo caer al suelo también puede causar daños.

 

Motor con fallos de encendido

Un desajuste en el encendido o en la bomba de inyección puede causar daños en el motor de arranque. Los daños más comunes son la destrucción de las ruedas libres y los engranajes planetarios, así como la rotura de los árboles de inducido y de las campanas de rodamiento.

 

CAUSAS

Los fallos de encendido o un ajuste incorrecto del momento de inyección/encendido pueden hacer que el motor retroceda durante el proceso de arranque. En ese momento se aplica una fuerza al motor de arranque en contra de su sentido de giro. Esto carga la rueda libre en la dirección de bloqueo. Esta transmite la fuerza a la carcasa a través del árbol de inducido. Dado que el motor de arranque solo puede absorber estas fuerzas hasta cierto punto, se producen los daños mencionados anteriormente. 

 

CONSECUENCIAS

Los daños mecánicos provocan un ruido considerable e incluso el fallo total del motor de arranque.

 

Motor de arranque arrastrado

Los motores de arranque que han sido arrastrados se reconocen por los colores de revenido en la rueda libre/piñón, las huellas de gripado en el árbol de inducido/bobinado del inducido, así como la bobina del interruptor magnético quemada.

 

CAUSAS

Las causas del arrastre de un motor de arranque pueden ser técnicas o estar provocadas por un funcionamiento incorrecto. Un interruptor de encendido/arranque atascado, los cortocircuitos en el cableado o el accionamiento del motor de arranque durante demasiado tiempo harán que éste permanezca encendido después de que el motor haya arrancado. Las enormes fuerzas centrífugas destruyen el devanado y/o el colector. La decoloración del aislamiento de la bobina del relé engranador indica que ha habido corriente continua.

 

CONSECUENCIAS

La destrucción del colector y/o del devanado, así como el sobrecalentamiento de la bobina, provocarán el fallo total del motor de arranque.

 

Motor de arranque con aceite sucio

Un motor de arranque contaminado por aceite puede reconocerse por los depósitos de aceite en la campana de rodamiento y en el motor de arranque. En casos extremos, también inmediatamente por una película de aceite o gotas de aceite en el motor de arranque. El cliente suele notar este fallo por el mal funcionamiento del motor de arranque.

 

CAUSAS

En la mayoría de los casos, la contaminación por aceite está causada por fugas en el motor. En particular, una fuga en el anillo obturador del cigüeñal es la causa principal. El aceite que se escapa es arrojado al motor de arranque por el volante de inercia.

 

CONSECUENCIAS

El aceite que ha penetrado en el motor de arranque hace que las escobillas de carbón se ablanden, lo que provoca una mayor abrasión. Las partículas de carbón desprendidas forman una masa conductora junto con el aceite, lo que provoca cortocircuitos y problemas de contacto. En la mayoría de los casos, esto se traduce en un fallo total.

 

Sobrecarga de los motores de arranque

Un motor de arranque sobrecargado suele reconocerse por los colores de revenido en el inducido, un devanado de campo quemado y una bobina del interruptor magnético descolorida o quemada. Estas son las características que indican una alta carga térmica.

 

CAUSAS

Los motores de arranque suelen estar diseñados para un funcionamiento de corta duración. Si hay una carga continua debido a un motor que arranca mal o no arranca (ajuste incorrecto, fallos en el suministro de combustible, sistema de encendido, fallos mecánicos), se produce un sobrecalentamiento.

 

CONSECUENCIAS

Los daños resultantes de este sobrecalentamiento suelen ser cortocircuitos debido a que el aislamiento se quema. Todo ello provoca un fallo total del motor de arranque.

 

ENLACE A CONSEJOS

Aquí encontrará consejos y remedios para determinados síntomas y las causas de fallo de un motor de arranque defectuoso. Además, en esta página le mostramos cómo comprobar el sistema de carga, por ejemplo, mediante la inspección visual antes del diagnóstico, la comprobación de las baterías, la comprobación del alternador y la comprobación con el dispositivo de diagnóstico. Aquí encontrará más información sobre los motores de arranque y los alternadores de Hella.