¡NO TE PIERDAS NINGUNA NOTICIA!

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD

¡Estad atentos!
Mostrar más información sobre nuestra Newsletter Ocultar más información sobre nuestra Newsletter
 

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD, como p.ej.:

  • Nuevas instrucciones de reparación de vehículos específicos
  • Información técnica, desde lo más básico hasta recomendaciones para la diagnosis
  • Novedades de producto
  • Acciones de marketing y concursos interesantes para el Taller

Para ello, no tiene más que indicar su dirección de e-mail. Podrá anular su suscripción a Newsletter siempre que quiera, simplemente haciendo clic aquí.

BOQUILLA DE INYECCIÓN / VÁLVULA DE INYECCIÓN

Aquí encontrará útiles conocimientos y prácticos consejos relacionados con la boquilla de inyección y la válvula de inyección que se utilizan en el vehículo.

La válvula de inyección reparte a cada cilindro el combustible necesario, pulverizándolo al mismo tiempo con el fin de que pueda quemarse perfectamente en la cámara de combustión. Eche un ojo a esta página e infórmese sobre el funcionamiento de la válvula de inyección y sobre los posibles síntomas de avería. También encontrará valiosas recomendaciones para la búsqueda de fallos en la válvula de inyección, tanto con el motor en marcha como con él apagado.

Importantes instrucciones de seguridad
La siguiente información técnica y los consejos prácticos aquí descritos han sido elaborados por HELLA con el fin de ayudar de forma práctica a los Talleres en su trabajo diario. La información facilitada en esta página web está pensada solamente para personal debidamente cualificado y con formación específica.

 

FUNCIONAMIENTO DE LA BOQUILLA DE INYECCIÓN: PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO

Las válvulas de inyección tienen la función de inyectar, en cualquier situación de funcionamiento del motor, la cantidad de combustible necesaria, una cantidad que ha sido calculada por la unidad de control. Para garantizar una buena pulverización del combustible con la mínima pérdida por condensación, deberá respetarse una distancia y un ángulo de inyección determinados, dependiendo de cada motor.

 

Las válvulas de inyección se accionan de manera electromagnética. La unidad de control calcula y controla los impulsos eléctricos para abrir o cerrar las válvulas de inyección teniendo en cuenta los datos actuales del sensor y la situación de funcionamiento del motor. Las válvulas de inyección están compuestas por un cuerpo de válvula (en el que se encuentran una bobina magnética y una guía para la aguja del inyector), por una aguja del inyector y por un solenoide magnético. Cuando la unidad de control aplica tensión a la bobina magnética, se separa la aguja del inyector de su lugar en la válvula y permite una apetura precisa. Cuando cae la tensión, la aguja del inyector retorna a su lugar en la válvula por medio de un muelle y cierra el orificio.

 

La cantidad que fluye con la válvula de inyección abierta queda definida correctamente por dicha apertura tan precisa. Para poder inyectar la cantidad de combustible calculada para cada situación concreta de funcionamiento, la unidad de control calcula el tiempo de apertura de la válvula de inyección, compensándola con la cantidad que fluye. De esta manera queda garantizado que siempre se inyecte la cantidad de combustible exacta. Debido a la forma en la que se asienta la válvula y a la precisión en la apertura se alcanza una óptima pulverización del combustible.

AVERÍA EN LA BOQUILLA DE INYECCIÓN: SÍNTOMAS

Una válvula de inyección que no funcione correctamente o que presente una avería puede detectarse por los siguientes síntomas:

  • Problemas en el arranque
  • Mayor consumo de combustible
  • Pérdida de potencia
  • Fluctuante nº de revoluciones al ralentí
  • Mal comportamiento de los gases de escape (p.ej. valores AU)

 

Posibles daños / consecuencias:

  • Reducción de la vida útil del motor
  • Daños en el catalizador, filtro de partículas diésel

CAUSAS DE AVERÍA EN UNA VÁLVULA DE INYECCIÓN: CAUSAS DE AVERÍA

LAS CAUSAS DE AVERÍA O DE UN FUNCIONAMIENTO LIMITADO EN UNA VÁLVULA DE INYECCIÓN PUEDEN SER:

  • El tamiz de filtro de la válvula de inyección está obstruido por suciedad en el combustible
  • La válvula de aguja se cierra mal debido a pequeñas impurezas en el interior, restos de combustión en el exterior, posos de aditivos
  • Orificio de salida cerrado o dañado
  • Cortocircuito en la bobina
  • Interrupción en el cable que va a la unidad de control

REVISIÓN DE LA VÁLVULA DE INYECCIÓN: BÚSQUEDA DE FALLOS

La búsqueda de fallos puede realizarse con el motor en marcha o parado.

Búsqueda de fallos con el motor en marcha

Comparar la cantidad de combustible inyectada

Con una medición para comparar los cilindros y una simultánea medición de los gases de escape puede compararse la cantidad de combustible inyectada observando la caída del nº de revoluciones y los valores HC y CO de cada uno de los cilindros. En el mejor de los casos, los valores de todos los cilindros serán iguales; si los valores se desvían mucho, es posible que se inyecte demasiado poco combustible (mucho combustible quemado = altos valores HC y CO; poco combustible quemado = bajos valores HC y CO). La causa puede ser una avería en la válvula de inyección.

Consultar y comparar la tensión y la duración del impulso

Con un osciloscopio puede consultarse la señal de la inyección. Para ello se conecta el cable de medición al cable de la señal; los otros cables, a un punto de masa adecuado. Con el motor en marcha pueden consultarse la tensión y la duración del impulso (tiempo de apertura) mediante la representación de la señal. Al abrirse la válvula de mariposa deberá aumentar la duración del impulso durante la fase de aceleración, y con un nº de revoluciones constante (aprox. 3000 r.p.m.) caerá y se situará de nuevo sobre el valor del ralentí o apenas algo por debajo. Los resultados de cada uno de los cilindros pueden compararse entre sí y pueden informar sobre posibles fallos, p.ej. un mal suministro de tensión.

Medición de la presión del combustible y revisión de la estanqueidad en los sistemas de admisión y de gases de escape

Otras revisiones importantes son la medición de la presión del combustible, con el fin de detectar otras posibles averías en otras piezas (bomba de combustible, filtro de combustible, regulador de la presión), así como la comprobación de la estanqueidad en los sistemas de admisión y de gases de escape para evitar una adulteración de los valores de medición. Si el sensor lleva un enchufe de 2 polos, se tratará seguramente de un sensor inductivo. Se determinará la resistencia interna, una posible conexión a masa y la señal.

 

Para ello se retirará la conexión del enchufe y se comprobará la resistencia interna del sensor. Si el valor de la resistencia interna se sitúa entre 200 y 1.000 Ohm (dependiendo del valor nominal), significará que el sensor funciona bien. Si se sitúa en 0 Ohm, significará que hay un cortocircuito, y con M Ohm, una interrupción. La revisión de la conexión a masa se realiza con el ohmímetro, desde la conexión de un pin hasta la masa del vehículo. El valor de la resistencia debe tender a infinito. La comprobación con un osciloscopio debe dar como resultado una señal sinusoidal con potencia suficiente. Si se trata de un sensor Hall, solamente deberá revisarse la tensión de la señal (con la forma de una señal cuadrada) y el suministro de tensión. Deberá dar como resultado una señal cuadrada dependiendo del nº de revoluciones del motor. Digámoslo de nuevo: El uso de un ohmímetro puede destruir el sensor Hall.

Búsqueda de fallos con el motor o el encendido apagados

Comprobación de la continuidad en la unión de cables

Revisar las uniones con cable entre las válvulas de inyección y la unidad de control para comprobar si hay continuidad (se necesita el esquema eléctrico para la asignación de pins). Para esta medición deberá retirarse el enchufe de la unidad de control y comprobar todos los cables que van desde los enchufes de las válvulas de inyección hasta la unidad de control. Valor nominal: aprox. 0 Ohm.

Revisión de la unión de cables en la conexión a masa

Comprobación de la conexión a masa entre las válvulas de inyección y la unidad de control. Retirando el enchufe de la unidad de control, medir la conexión a la masa del vehículo de los cables que van desde las válvulas de inyección hasta la unidad de control.

Comprobar la continuidad de las bobinas de las válvulas de inyección

Comprobar la continuidad de las bobinas de las válvulas de inyección. Para ello deberá conectarse el ohmímetro entre los dos pins conectados. Valor nominal: aprox. 15 Ohm (tener en cuenta las indicaciones del fabricante).

Comprobar la conexión a masa de las válvulas de inyección

Comprobar la conexión a masa de las válvulas de inyección. Para ello deberá comprobarse la continuidad de los pins conectados hacia la carcasa de las válvulas. Valor nominal: >30 MOhm.

En un banco de ensayos estático puede comprobarse la inyección de las válvulas de inyección cuando éstas estén montadas. Dependiendo del modelo de válvula, existe la posibilidad de limpiar las válvulas de inyección.