¡NO TE PIERDAS NINGUNA NOTICIA!

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD

¡Estad atentos!
Mostrar más información sobre nuestra Newsletter Ocultar más información sobre nuestra Newsletter
 

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD, como p.ej.:

  • Nuevas instrucciones de reparación de vehículos específicos
  • Información técnica, desde lo más básico hasta recomendaciones para la diagnosis
  • Novedades de producto
  • Acciones de marketing y concursos interesantes para el Taller

Para ello, no tiene más que indicar su dirección de e-mail. Podrá anular su suscripción a Newsletter siempre que quiera, simplemente haciendo clic aquí.

AIRE ACONDICIONADO DEL VEHÍCULO: FUNCIONAMIENTO, REVISIÓN, REPARACIÓN

Aquí encontrará útiles conocimientos básicos y prácticos consejos relacionados con el aire acondicionado del vehículo.

Antes, el aire acondicionado del vehículo estaba reservado a los vehículos de gama alta. Sin embargo, hoy en día forma parte del equipamiento estándar de un vehículo. Pero, ¿cómo se forma el aire frío y de qué componentes consta un aire acondicionado? Aquí no sólo encontrará respuesta a estas preguntas, sino también consejos para el mantenimiento, la búsqueda de fallos y la reparación de un aire acondicionado.

Importantes instrucciones de seguridad
La siguiente información técnica y los consejos prácticos aquí descritos han sido elaborados por HELLA con el fin de ayudar de forma práctica a los Talleres en su trabajo diario. La información facilitada en esta página web está pensada solamente para personal debidamente cualificado y con formación específica.

 

CIRCUITO DE CLIMATIZACIÓN: FUNCIONAMIENTO

Para el control de la climatización en el habitáculo del vehículo se necesita el circuito del refrigerante y el circuito de la refrigeración. Una mezcla de aire frío y caliente permite crear las condiciones de climatización idóneas, independientemente de las condiciones externas. Con ello, el aire acondicionado representa un factor esencial para la seguridad y el confort en la conducción.

 

Todos los componentes del circuito de refrigeración están conectados entre sí por medio de mangueras flexibles y/o conductos de aluminio, formando así un sistema cerrado. En el sistema circulan, accionados por el compresor, el refrigerante y el aceite del refrigerante.

Funcionamiento del aire acondicionado con válvula de expansión

El circuito se divide en dos partes:

  • La zona entre el compresor y la válvula de expansión se denomina zona de alta presión (ámbar/rojo).
  • Entre la válvula de expansión y el compresor se encuentra la zona de baja presión (azul).

 

El compresor comprime el refrigerante en estado gaseoso (con lo que se calienta enormemente) y lo presiona mediante alta presión a través del condensador. De esta manera, se elimina calor del refrigerante, éste se condensa y su estado se transforma de gaseoso a líquido.

 

El filtro deshidratante, la siguiente estación, elimina las impurezas y las inclusiones del aire del refrigerante y retira la humedad. De este modo, se garantiza la efectividad del sistema y quedan protegidos todos los componentes ante posibles daños causados por las impurezas.

COMPONENTES DEL SISTEMA DE CLIMATIZACIÓN: VISIÓN GENERAL

Compresores

El compresor del aire acondicionado del coche se acciona normalmente mediante una correa trapezoidal o correa estriada del motor. El compresor comprime o impulsa el refrigerante dentro del sistema. Existen distintos tipos.

El refrigerante, procedente del evaporador, es succionado y se comprime en estado gaseoso y a baja temperatura. A continuación, se transmite al condensador en forma gaseosa, a alta temperatura y con alta presión.

Dependiendo de la capacidad del sistema, deberá dimensionarse el compresor para poder adaptarlo. El compresor contiene un aceite especial destinado a la lubricación. Una parte del aceite circula con el refrigerante a través del sistema de climatización.

SECCIÓN INFORMATIVA

Una lubricación insuficiente, provocada por la falta de estanqueidad y la pérdida de refrigerante y de aceite que ello conlleva, así como también por un mantenimiento incorrecto, puede originar un fallo en el compresor (falta de estanqueidad en el anillo tórico del eje, falta de estanqueidad en las juntas de la carcasa, daños en los rodamientos, sujeción del pistón, etc.).

Condensadores

El condensador es necesario para enfriar el refrigerante calentado por la compresión, que tiene lugar en el compresor. El gas caliente del refrigerante fluye a través del condensador y disipa el calor al exterior a través de la tubería y las laminillas. El refrigerante modifica su estado de gaseoso a líquido por efecto de la refrigeración.

 

Funcionamiento
El gas caliente del refrigerante fluye por arriba a través del condensador y disipa el calor al exterior a través de la tubería y las laminillas. Gracias a esta refrigeración, el refrigerante sale del condensador en forma líquida por la toma inferior.

 

Consecuencias en caso de avería
Un condensador averiado puede presentar los siguientes síntomas:

  • Baja potencia de refrigeración
  • Fallo del aire acondicionado
  • Ventilador del condensador en continuo funcionamiento

 

Las causas de una avería pueden ser:

  • Fugas o daños en los racores de empalme
  • Intercambio de calor insuficiente debido a la suciedad

 

Búsqueda de fallos
Pasos de comprobación para eliminar fallos:

  • Comprobar si el condensador está sucio
  • Comprobar si existen fugas
  • Comprobar la presión tanto en la zona de alta presión como en la de baja presión

SECCIÓN INFORMATIVA

Debido a su especial zona de montaje puede haber fallos provocados por la suciedad medioambiental o por el efecto de la gravilla. Son muy frecuentes los fallos provocados por accidentes con impacto en la parte frontal.

Filtros deshidratantes

Los elementos del filtro del aire acondicionado se llaman filtros deshidratantes o acumuladores, dependiendo del tipo de instalación. El filtro deshidratante tiene la función de eliminar tanto los cuerpos extraños del refrigerante como la humedad.

 

Funcionamiento
El refrigerante líquido entra en el filtro deshidratante, atraviesa un agente secante e higroscópico y vuelve a salir del filtro deshidratante en estado líquido. La parte superior del filtro deshidratante sirve al mismo tiempo de cámara de compensación; la parte inferior sirve de acumulador de refrigerante para compensar las oscilaciones de la presión dentro del sistema.

 

Dependiendo del tipo, el filtro deshidrantante puede eliminar solamente una determinada cantidad de humedad; el agente secante puede saturarse y no estar en condiciones de suprimir más humedad.

 

Consecuencias en caso de avería
Una avería en el filtro deshidratante puede presentar los siguientes síntomas:

  • Baja potencia de refrigeración
  • Fallo del aire acondicionado

 

Las causas de una avería en el filtro deshidratante pueden ser:

  • Envejecimiento
  • Almohadilla filtrante defectuosa en el interior
  • Fugas o daños en los racores de empalme

 

Búsqueda de fallos
En la detección de averías, deberán considerarse los siguientes pasos:

  • Comprobar los intervalos de mantenimiento (cada 2 años)
  • Comprobación de estanqueidad/posibles daños/correcta sujeción de los empalmes
  • Comprobar la presión tanto en el sector de alta presión como en el de baja presión

SECCIÓN INFORMATIVA

Normalmente, el filtro deshidratante debe renovarse cada 2 años o cada vez que se abra el circuito del refrigerante. Un envejecimiento excesivo del filtro deshidratante puede provocar averías de consideración en el sistema de climatización. El filtro deshidratante puede ir integrado en el condensador. En algunos casos no existe la posibilidad de sustituir sólo el filtro deshidratante.

Válvula de expansión/mariposa

La válvula de expansión separa las zonas de alta y baja presión en el circuito de refrigeración. Se encuentra instalada delante del evaporador. Para alcanzar el rendimiento de refrigeración óptimo en el evaporador, el flujo del refrigerante se regula a través de la válvula de expansión en función de la temperatura. Así se garantiza una evaporación completa del refrigerante líquido, de manera que solamente el refrigerante gaseoso accede al compresor. Las válvulas de expansión pueden distinguirse unas de otras por su diseño.

 

Funcionamiento
El refrigerante líquido procedente del condensador y que pasa por el filtro deshidratante fluye por la válvula de expansión y se inyecta en el evaporador. El evaporador proporciona el frío de la evaporación que ha surgido al vaporizarse el refrigerante. Con ello, se consigue que baje la temperatura. Para conseguir una potencia óptima de refrigeración se regula el flujo del refrigerante mediante la válvula de expansión, dependiendo de la temperatura. Al final del evaporador, se conduce de nuevo el refrigerante al compresor a través de la válvula de expansión. Si sube la temperatura del refrigerante al final del evaporador, éste se expande en la válvula de expansión. De esta manera, aumenta el flujo del refrigerante (cantidad inyectada) que circula hasta el evaporador. Si baja la temperatura del refrigerante al final de la evaporación, se reduce el volumen en la válvula de expansión. A continuación, la válvula de expansión reduce el flujo del refrigerante hacia el evaporador.

 

Consecuencias en caso de avería
Una válvula de expansión defectuosa puede detectarse de la siguiente manera:

  • Baja potencia de refrigeración
  • Fallo del aire acondicionado

 

Las causas de la avería pueden ser muy diversas:

  • Problemas de temperatura debido al sobrecalentamiento o a la congelación
  • Suciedad en el sistema
  • Fugas en los componentes o en las tuberías de conexión

 

Búsqueda de fallos
En caso de mal funcionamiento, deben darse los siguientes pasos de comprobación:

  • Comprobación visual
  • Comprobación acústica
  • Comprobar que las tuberías de conexión están colocadas correctamente
  • Comprobar la estanqueidad de la pieza y de los empalmes
  • Medición de temperatura en el sistema de conductos
  • Medir la presión con el compresor encendido y el motor en marcha

SECCIÓN INFORMATIVA

La humedad y las impurezas en el sistema de climatización pueden afectar seriamente al funcionamiento de las válvulas de expansión/mariposa y pueden provocar, por tanto, fallos en su funcionamiento. ¡Por ello es tan importante realizar un mantenimiento periódico!

Evaporador

El evaporador sirve para el intercambio de calor entre el aire exterior y el refrigerante del sistema de aire acondicionado. El refrigerante líquido, bajo alta presión, se inyecta al evaporador a través de la válvula de expansión o la válvula de mariposa. El refrigerante se expande. El aire frío de condensación, que se genera durante la evaporación, sale al exterior a través de la gran superficie del evaporador, y se transmite al interior del vehículo mediante la corriente del ventilador.

 

Consecuencias en caso de avería
Un evaporador defectuoso presenta los siguientes síntomas:

  • Potencia insuficiente de refrigeración
  • Fallo del aire acondicionado
  • Potencia del ventilador deficiente

 

Las causas de una avería en el evaporador puede ser:

  • Tuberías en el evaporador obstruidas
  • Falta de estanqueidad (en los empalmes, debido a algún daño sufrido)
  • Evaporador sucio (entrada de aire obstruida)

 

Búsqueda de fallos
Durante la detección de averías deberán considerarse los siguientes pasos:

  • Comprobar si el evaporador está sucio
  • Comprobar si el evaporador está dañado
  • Comprobar que las mangueras estén colocadas correctamente
  • Comprobar la estanqueidad
  • Medir la presión con el compresor encendido y el motor en marcha
  • Medición de la temperatura en la tubería de entrada y salida

SECCIÓN INFORMATIVA

Debido a problemas con la temperatura, la suciedad, la humedad y un mantenimiento incorrecto pueden producirse fallos en el evaporador. Para evitarlo debe realizarse un mantenimiento y una desinfección periódicos del aire acondicionado.

Presostatos e interruptores

Los presostatos tienen la función de proteger el aire acondicionado de daños provocados por altas o bajas presiones. Existen interruptores de baja presión, interruptores de alta presión e interruptores trinarios. El interruptor trinario comprende el interruptor de alta y de baja presión, así como un contacto adicional para el ventilador del condensador.

 

Funcionamiento
El presostato (regulador de presión) generalmente está montado en la zona de alta presión del sistema de aire acondicionado. En una situación de alta presión (aprox. 26-33 bar ) desconecta la entrada de corriente hasta el embrague del compresor y vuelve a conectarlo cuando la presión desciende (aprox. 5 bar). En caso de una presión demasiado baja (aprox. 2 bar), la corriente eléctrica también se interrumpirá para evitar daños en el compresor debido a una falta de lubricación. El tercer contacto de conmutación en el interruptor trinario controla el ventilador del condensador eléctrico, para así garantizar una condensación óptima del refrigerante en el condensador.

 

Consecuencias en caso de avería
Un presostato defectuoso o averiado puede detectarse de la siguiente manera:

  • Rendimiento de refrigeración deficiente
  • El aire acondicionado no funciona
  • Frecuente encendido/apagado del embrague del compresor

 

Las causas de la avería pueden ser muy diversas:

  • Fallos en los contactos de las conexiones eléctricas
  • Suciedad en el sistema
  • Daños en la carcasa debido a vibraciones o accidentes

 

Búsqueda de fallos
Pasos a seguir en la diagnosis de la avería:

  • Comprobación visual
  • Comprobar que los enchufes de las conexiones estén bien apretados
  • Comprobar si la pieza presenta algún daño
  • Medir la presión con el compresor encendido y el motor en marcha
  • Comprobar los recambios (desmontados) con una botella de nitrógeno, con un manorreductor y un multímetro

SECCIÓN INFORMATIVA

Los interruptores de presión pueden fallar debido a problemas en los contactos o debido a la suciedad. Si se hace un mantenimiento periódico del sistema, se evitarán muchas averías. El programa se completa con más interruptores de climatización como los de encendido/apagado.

Ventiladores

El ventilador del habitáculo realiza la acción de ventilar el vehículo. Consigue que los cristales no se empañen y proporciona una climatización agradable en el interior. Ambos factores son indispensables para la seguridad y el confort durante la conducción.

SECCIÓN INFORMATIVA

El fallo del ventilador provoca una desagradable climatización en el habitáculo, lo que afecta a la concentración del conductor. Todo ello produce un efecto negativo en la seguridad. Además, una ventilación deficiente también provoca que se empañe el parabrisas. Y ello dificulta la visibilidad, lo que significa también un riesgo para la seguridad.

Empalmes y manguitos

Los empalmes y los manguitos unen todos los componentes relacionados con el refrigerante. Los empalmes se presionan con una herramienta especial a los extremos de los manguitos. Existen de diversos tipos.

SECCIÓN INFORMATIVA

Los tubos flexibles de Hella Gutmann Solutions se caracterizan por su elevada flexibilidad, su reducido peso y su mínima pérdida de refrigerante.

Ventilador del condensador

El ventilador del condensador contribuye a alcanzar un estado líquido óptimo del refrigerante en cualquier situación de funcionamiento del vehículo. Se monta como un ventilador combi o auxiliar delante o detrás del condensador, o del radiador del motor.

SECCIÓN INFORMATIVA

Los ventiladores de condensador pueden fallar si sufren daños eléctricos o mecánicos. Si esto sucediera, el refrigerante no sería suficientemente líquido. Ello provocaría una caída de la potencia del aire acondicionado.

SERVICIO Y REVISIÓN DE LA CLIMATIZACIÓN: INFORMACIÓN INTERESANTE

Cambios en la comprobación y en el servicio de climatización

El aire condicionado es un sistema que precisa de un mantenimiento periódico. Por ello deberá ser revisado en intervalos de tiempo determinados, con el fin de evitar daños. Una revisión de la climatización y un servicio de climatización pueden considerarse como una pequeña y una gran revisión respectivamente.

SECCIÓN INFORMATIVA

Behr Hella Service recomienda realizar una revisión del aire acondicionado cada 12 meses y un servicio de climatización cada 2 años.

¿Qué debe hacerse y cuándo?
¿Qué? Revisión de la climatización
¿Cuándo? Cada 12 meses
¿Por qué? El filtro del habitáculo se encarga de filtrar el polvo, el polen y todas las partículas de suciedad del aire antes de que dicho aire fluya limpio y fresco al interior del vehículo. Como cualquier filtro, tiene una capacidad de absorción limitada. En todos los sistemas de aire acondicionado hay un evaporador. En sus láminas se condensa el agua. Con el paso del tiempo se acumulan bacterias, hongos y microorganismos. Por esa razón, el evaporador debe desinfectarse de forma periódica.
¿Cuál es el proceso? ➔ Comprobación visual de todos los componentes
➔ Revisión del funcionamiento y de la potencia
➔ Sustitución del filtro de habitáculo
➔ En caso necesario, desinfección del evaporador

 

¿Qué debe hacerse y cuándo?
¿Qué? Servicio de climatización
¿Cuándo? Cada 2 años
¿Por qué? Incluso en un sistema de aire acondicionado nuevo, cada año se pierde un 10% del refrigerante. Se considera un proceso normal, por el cual disminuye la potencia de refrigeración y pueden aparecer daños en el compresor. El filtro deshidratante elimina la humedad y las impurezas del refrigerante.
¿Cuál es el proceso? ➔ Comprobación visual de todos los componentes
➔ Revisión del funcionamiento y de la potencia
➔ Sustitución del filtro de habitáculo
➔ En caso necesario, desinfección del evaporador
➔ Cambiar el refrigerante
➔ Revisión de la estanqueidad
➔ Sustitución del filtro de habitáculo

UNIDAD DE CLIMATIZACIÓN Y REFRIGERACIÓN: VISIÓN GENERAL

La climatización y la refrigeración deben considerarse una sola unidad

Aunque el aire acondicionado y el sistema de refrigeración del motor son dos sistemas separados, ejercen entre sí una influencia mutua. Al poner en funcionamiento el aire acondicionado, también se exige un esfuerzo al sistema de refrigeración del motor, y con ello aumenta la temperatura del refrigerante. Los componentes incluidos en el refrigerante no sólo lo protegen ante una posible congelación, sino también ante un sobrecalentamiento del motor. La composición correcta del refrigerante eleva el punto de ebullición, situándolo por encima de los 120ºC. Una enorme reserva de potencia. Esto es muy importante, especialmente en verano, ya que el aire acondicionado y el sistema de refrigeración se ven sobrecargados por la temperatura ambiental y por los largos trayectos. Por ello, también debería incluirse una revisión del refrigerante en el servicio de climatización.

REVISIÓN DEL AIRE ACONDICIONADO: BÚSQUEDA DE FALLOS

Comprobación de la potencia de refrigeración

Además de herramientas de comprobación y herramientas especiales, los Talleres también necesitan conocimientos profesionales que pueden adquirirse, p. ej., mediante cursos. En todo lo relacionado con el aire acondicionado esto tiene una gran importancia. Estas indicaciones sirven solamente como guía, ya que existen muy diversos sistemas.

Es muy importante analizar correctamente los datos indicados por el manómetro

Sistemas de climatización con válvula de expansión
Baja presión Alta presión Temperatura de salida en la tobera central Posibles causas
alta alta más alta, hasta temperatura ambiente Motor sobrecalentado, condensador sucio, ventilador del condensador - giro en dirección errónea, instalación saturada
de normal a baja, temporalmente alta, temporalmente más alta, a veces variable Válvula de expansión oprimida, a veces cerrada
normal alta ligeramente más alta Filtro deshidratante envejecido, condensador sucio
alta de normal a alta más elevada dependiendo del paso de salida Potencia del compresor a la válvula de expansión estrechada
normal normal más alta Demasiado aceite de refrigerante en el sistema
normal, pero no uniforme normal, pero no uniforme más alta Humedad en el sistema, válvula de expansión defectuosa
variable variable variable Válvula de expansión o compresor defectuosos
de normal a baja de normal a baja más alta Evaporador sucio, falta refrigerante
alta baja más alta, casi temperatura ambiente La válvula de expansión se atasca estando abierta, compresor defectuoso/td>
baja baja más alta, hasta temperatura ambiente Falta refrigerante
baja presión y alta presión iguales baja presión y alta presión iguales Temperatura ambiente Falta de refrigerante, compresor defectuoso, fallo en la instalación eléctr.

 

Aire acondicionado con válvula de mariposa fija/ tubo con orificio
Baja presión Alta presión Temperatura de salida en la tobera central Posibles causas
alta alta más alta, hasta temperatura ambiente Motor sobrecalentado, condensador sucio, ventilador del condensador - giro en dirección errónea, instalación saturada
de normal a baja, temporalmente alta más alta Instalación saturada, condensador sucio
normal de normal a alta variable Humedad en la instalación, válvula mariposa fija obstruida temporalmente
alta normal más alta Mariposa fija defectuosa (sección transversal)
normal normal más alta Demasiado aceite de refrigerante en el sistema
de normal a baja de normal a baja más alta Falta refrigerante
baja presión y alta presión iguales baja presión y alta presión iguales Temperatura ambiente Falta de refrigerante, compresor defectuoso, fallo en instalación eléctr.

 

REPARACIÓN DEL AIRE ACONDICIONADO: INSTRUCCIONES DE MONTAJE Y DESMONTAJE: RECOMENDACIONES PARA EL TALLER

Revisión de las piezas

Antes de desmontar y volver a montar un recambio hay que comprobar que las conexiones, las fijaciones y demás características que puedan influir en el montaje sean idénticas.

Utilizar juntas tóricas nuevas

Al sustituir un recambio deberán utilizarse siempre juntas tóricas nuevas, adecuadas para el refrigerante.

Mantener el sistema cerrado

El aceite del compresor tiene un gran efecto higroscópico, por lo que en la medida de lo posible deberá mantenerse cerrada la instalación y deberá rellenarse de aceite antes de cerrar el circuito de refrigeración.

Lubricar anillos tóricos y juntas

Antes del montaje deberán engrasarse los anillos tóricos y las juntas con aceite de refrigerante o con lubricantes especiales para facilitar el montaje. No deben utilizarse otras grasas o esprays de silicona, ya que el nuevo refrigerante podría ensuciarse enseguida.

Sustituir el filtro deshidratante

Cada vez que se abra el circuito de refrigeración deberá renovarse el filtro deshidratante debido a su fuerte efecto higroscópico. Si el filtro deshidratante o el acumulador no se renovaran periódicamente, la almohadilla filtrante podría descomponerse y podrían desprenderse partículas de silicato por toda la instalación, lo que provocaría daños muy serios.

Cerrar y apretar bien las conexiones

Las conexiones de la instalación no deberían permanecer nunca abiertas durante demasiado tiempo; deben cerrarse inmediatamente con tapas o tapones. De otro modo, junto con el aire entraría humedad en el sistema.

Trabajar con dos llaves

Para que no se dañen las mangueras ni los componentes deberá trabajarse siempre con dos llaves a la hora de aflojar o de fijar las conexiones.

Atención: Los cantos afilados del vehículo pueden provocar daños

Al colocar mangueras y cables tome precauciones para que éstos no sufran daños provocados por los cantos del vehículo o por otros componentes móviles.

Respetar la cantidad de aceite correcta

Al sustituir un componente del sistema de aire acondicionado, deberá tenerse en cuenta la cantidad de aceite adecuada para el mismo. En caso necesario, se deberá rellenar con aceite o éste deberá purgarse.

Antes de rellenar, comprobar la estanqueidad, evacuar en caso necesario

Antes de rellenar de nuevo la instalación deberá comprobarse la estanqueidad del sistema. A continuación, hay que vaciar el sistema convenientemente (aprox. 30 minutos) para asegurarse de que se ha eliminado toda la humedad del sistema.

Tras rellenar, comprobar la estanqueidad y observar los valores de la presión

Tras rellenarlo siguiendo la cantidad de refrigerante prescrita por el fabricante del vehículo, deberá comprobarse que la instalación funciona perfectamente y que es estanca (búsqueda electrónica de fugas). Al mismo tiempo, los valores de alta y baja presión deberán observarse con un manómetro de presión y deberán compararse con los valores prescritos. Compare la temperatura de salida en la boquilla central con los valores indicados por el fabricante.

Colocar la pegatina de servicio

Después de haber colocado tapas protectoras a las tomas de servicio, deberá colocarse una pegatina en el travesaño delantero con la fecha del mantenimiento, informando mediante una etiqueta del servicio realizado.

VÍDEO RELACIONADO CON ESTE ASUNTO

Sustitución del filtro del aire acondicionado

Sustitución del filtro deshidratante, incluyendo el montaje y el desmontaje.

 

01:55 min.

Instrucciones para el montaje de compresores de aire acondicionado

Asegúrese de eliminar del circuito del refrigerante todas las impurezas y elementos extraños que pudiera haber. Para ello, antes del montaje del nuevo compresor, deberá lavarse el sistema. Para el lavado se recomiendan, dependiendo del grado de suciedad, el refrigerante R134a o una solución de lavado especial. Los compresores, filtros deshidratantes (acumuladores) y válvulas de expansión o de mariposa no pueden lavarse. Si el compresor falla, debe presuponerse o no debe descartarse que se deba a la suciedad del sistema (restos de abrasión, virutas), y por ello es imprescindible lavar el sistema cuando se sustituyan estos componentes. Asegúrese de que en el sistema no queden restos de la solución de lavado. En caso necesario, seque el circuito del refrigerante con nitrógeno.

 

Sustituya el filtro deshidratante o acumulador y la válvula de expansión o de mariposa (tubos con orificio).

 

Puesto que se puede utilizar el mismo compresor para distintos vehículos o sistemas, antes de montar el compresor es imprescindible comprobar y, en caso dado, corregir la cantidad de llenado de aceite y su viscosidad según las indicaciones del fabricante. Para ello, habrá que purgar todo el aceite y recogerlo. A continuación, hay que rellenar de nuevo el compresor con la cantidad de aceite prescrita por el fabricante del vehículo (cantidad de aceite del sistema).

 

Para distribuir el aceite de forma homogénea, deberá girarse el compresor manualmente 10 veces antes de montarlo. En el montaje de la correa de transmisión deberá tenerse en cuenta que ésta debe estar "en línea". Algunos compresores nuevos están pensados para una "aplicación múltiple". Esto significa que pueden montarse en distintos vehículos. Excepto en la cantidad de acanaladuras del embrague electromagnético, debe haber un 100% de concordancia con el "recambio antiguo".

 

Tras montar el compresor y rellenar de nuevo el circuito de refrigeración, en primer lugar deberá encenderse el motor para que funcione durante algunos minutos al ralentí.

 

Siempre hay que tener en cuenta otras indicaciones especiales (instrucciones incluidas en el envase, indicaciones del fabricante, prescripciones de rodaje).