¡NO TE PIERDAS NINGUNA NOTICIA!

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD

¡Estad atentos!
Mostrar más información sobre nuestra Newsletter Ocultar más información sobre nuestra Newsletter
 

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD, como p.ej.:

  • Nuevas instrucciones de reparación de vehículos específicos
  • Información técnica, desde lo más básico hasta recomendaciones para la diagnosis
  • Novedades de producto
  • Acciones de marketing y concursos interesantes para el Taller

Para ello, no tiene más que indicar su dirección de e-mail. Podrá anular su suscripción a Newsletter siempre que quiera, simplemente haciendo clic aquí.

BACK

El habitáculo del automóvil del futuro

28-11-2018

Las mega-tendencias, como la conducción autónoma, la conectividad o al electromovilidad electrifican la industria del automóvil, en el sentido más literal de la palabra. Ya es un hecho: La forma y la manera en la que hoy conducimos los automóviles cambiará de modo drástico en los próximos años y décadas. Especialmente en el interior es donde dichos cambios se vuelven más visibles.


El automóvil automático o autónomo proporcionará una nueva experiencia de la conducción, en combinación con soluciones de conectividad. La visión de futuro que tienen los fabricantes y proveedores de automóviles será algo parecido a lo siguiente: El conductor indicará un destino al asistente del vehículo y después se recostará cómodamente en el asiento. El volante se ubicará en la consola central para hacer sitio a una mesa extraíble sobre la cual el conductor podrá abrir su ordenador portátil. Mientras el vehículo es conducido de manera autónoma, el conductor puede dedicarse a otras tareas.


Nuevos conceptos para los asientos


Mediante asientos giratorios, también como visión de futuro, el concepto de los asientos del habitáculo también se modificará. La antigua distribución de dos asientos delante y un par de asientos detrás ya se considerará antiguo. El habitáculo del futuro podrá convertirse, por tanto, en una sala de conferencias o en una especie de salón en el que los pasajeros estarán sentados unos frente a otros.

Seguro que sí, pero hasta entonces, todo esto suena a algo bastante futurista. Sin embargo, actualmente los vehículos de pruebas ya pueden tomar el volante. Ahora bien, a bordo siempre debe haber un conductor que pueda asumir la conducción en caso de emergencia: Si se produce una situación crítica, el sistema avisará al conductor para que tome el volante..


Las superficies serán interactivas


Todo se vuelve más fácil, y también más interesante. ¿Qué pasaría si, de pronto, la cara interior de las puertas o el propio salpicadero se convirtieran en una superficie con distintos mandos? Por un vez, estas superficies tan desaprovechadas podrían ser útiles mediante diferentes botones y servirían como elementos para un manejo interactivo. De este modo, las superficies no sólo cumplirían una función decorativa, sino que también ofrecerían distintas funcionalidades muy necesarias.

La iluminación también cobraría un significado aún más especial en el interior de los automóviles del futuro. Los nuevos conceptos de habitáculo integran la luz de una manera muy acertada con el fin de mejorar el confort y la seguridad, de aumentar las capacidades del conductor y de convertir en realidad las nuevas funcionalidades.


Las funciones lumínicas cobran aún más importancia


HELLA y la empresa francesa Faurecia, proveedor de tecnología, han desarrollado conjuntamente un Concept Car que ha convertido en realidad el habitáculo del automóvil del futuro. Antes de que el conductor entre en el vehículo, se registrarán su perfil y sus preferencias en la Nube, éstas quedarán almacenadas y se transmitirán al cuadro de mandos. Esto permitirá un saludo personalizado con animaciones lumínicas en el tablero de instrumentos, en el revestimiento de las puertas, en el techo y en los asientos. Durante el recorrido se producirán otras funciones lumínicas que facilitarán la comunicación. De esta manera y por medio de señales lumínicas se indicarán las llamadas entrantes sin tener que molestar a los demás pasajeros.

Y la conducción autónoma también cobra su importancia. HELLA y Faurecia trabajan conjuntamente para que la distribución de las tareas entre el conductor y el automóvil se realice de manera segura en la fase de transición cuando, durante el trayecto, se dé por finalizada la conducción autónoma. Los asientos colocarán de nuevo al conductor en una posición adecuada para conducir, y un escenario de iluminación dinámica favorecerá la concentración y la atención en la conducción.


Encontrará más información, recomendaciones e instrucciones relacionadas con la iluminación aquí.