BACK

Un arranque correcto

30-07-2019

El motor de arranque (o starter) transforma la energía eléctrica en energía cinética. Los vehículos diésel, o aquellos con sistema Start-Stopp, disponen de un motor de arranque muy eficiente. Hasta aquí, todo bien. Con el fin de alcanzar el par de giro necesario para el proceso de arranque, existe un tren de engranaje para la transmisión que colabora en esta tarea. El "seguimiento" del piñón de arranque se realiza generalmente con la ayuda de un interruptor magnético. En el proceso de arranque de los motores Otto la batería sufre una carga de cerca de 100A y en los motores diésel, de hasta 400A. Esto último se debe a la mayor compresión del motor diésel. Además de al tipo de motor (gasolina, diésel), el rendimiento mínimo del motor de arranque también está sujeto a la cilindrada, a la velocidad mínima de arranque del componente y a la fórmula de aceite del motor necesaria (viscosidad del aceite). Para los modernos motores turboalimentados, de pequeñas dimensiones y con poca cilindrada, es suficiente contar con un pequeño motor de arranque de poca potencia. Generalmente, los motores de arranque no necesitan mantenimiento y prestan su servicio durante toda la vida útil del vehículo. Si a pesar de todo se producen averías o fallos en el funcionamiento, suele deberse a que las conexiones eléctricas están oxidadas o defectuosas, a un fallo del interruptor magnético, a un fallo del motor eléctrico, a un fallo del sistema de piñón de engrane con rueda libre, a la tracción del piñón (desgastada o "apelmazada") o a la polea libre. Atención: ¡En el mercado siempre aparecen copias y motores de arranque de baja calidad! Sin embargo, con HELLA, usted siempre va a apostar por un valor seguro. Información sobre conocimientos básicos acerca de los motores de arranque, así como recomendaciones para su revisión, pueden encontrarla aquí.

 

El alternador

Los alternadores (generadores) transforman la energía cinética en energía eléctrica y se ocupan de cargar la batería, de la estabilidad en la red de a bordo y del suministro de todos los consumidores del vehículo. Los alternadores son accionados con la ayuda de la correa trapezoidal del motor, cuyo desgaste y funcionamiento debe revisarse con regularidad por si fuera necesario sustituirla. La polea libre del alternador se ocupa del desacoplamiento del sistema de tracción del cigüeñal, con el fin de eliminar las vibraciones. Debido a la función de embrague de la polea libre del alternador, el par motor sólo influye en el sentido de la marcha.

 

La misma creación de energía se produce según el principio de inducción electromagnética entre el inducido y la bobina. La corriente alterna generada se transforma a través del rectificador en corriente continua, necesaria en la red de a bordo. Los alternadores pueden dañarse por la acción de la humedad, por la corrosión o por la lubricación (p.ej. en aquellos alternadores que lleven montada con bridas una bomba de vacío). Pueden producirse cortocircuitos (p.ej. por inversión de polaridad al arrancar con una fuente de alimentación externa), y también daños en los rodamientos. ¡Además, al sustituir el alternador, la batería siempre debe estar desconectada, como en cualquier otra tarea relacionada con la electricidad! Información sobre causas de averías, búsqueda de fallos en el alternador, descripción de problemas, recomendaciones sobre diagnosis y tipos de soluciones podrá encontrarlos aquí.

 

Nuevos productos: Programa completo

HELLA tiene en programa más de 1.100 Motores de Arranque y Alternadores nuevos, con una cobertura de mercado de alrededor del 80%. Gracias a los continuos controles de calidad y perfeccionamientos, los motores de arranque y alternadores de HELLA cumplen con los estándares de EO. Los productos nuevos no están sujetos al complicado proceso de devolución de la carcasa, con lo que se eliminan los riesgos que ello conlleva. La tramitación de la garantía será realizada por el correspondiente Taller o Distribuidor a través del cual se haya adquirido el producto. Los motores de arranque y alternadores correspondientes ya se están enviando en el embalaje amarillo y azul de HELLA, con la observación de "Producto nuevo sin devolución de carcasa".

 

Los productos adquiridos a partir de octubre de 2017 cuentan con una garantía de tres años. Esto significa que la garantía asociada a la compra se prorroga un año más con respecto al plazo de garantía que establece la ley. Además del reembolso del precio del recambio, la garantía cubre también los gastos de montaje y desmontaje hasta un importe de 250 €. El normal desgaste de la pieza u otro tipo de daños ocasionados por un uso indebido no se incluyen en la garantía. Si según las leyes vigentes un cliente de su Taller reclama sus derechos por un defecto del producto, éstos se mantienen, independientemente de la garantía. Además, en los envases de cada motor de arranque y alternador se adjunta una pegatina. Dicha pegatina puede adjuntarse a la factura o al cuaderno de servicio al sustituir el motor de arranque o el alternador.

 

El catálogo on-line de HELLA se basa en TecDoc y ofrece información detallada de cada motor de arranque y alternador, instrucciones de montaje, así como hojas de datos de seguridad y las referencias de EO.