¡NO TE PIERDAS NINGUNA NOTICIA!

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD

¡Estad atentos!
Mostrar más información sobre nuestra Newsletter Ocultar más información sobre nuestra Newsletter
 

Con nuestra Newsletter, HELLA le informa de manera gratuita y cada dos semanas sobre todas las novedades de HELLA TECH WORLD, como p.ej.:

  • Nuevas instrucciones de reparación de vehículos específicos
  • Información técnica, desde lo más básico hasta recomendaciones para la diagnosis
  • Novedades de producto
  • Acciones de marketing y concursos interesantes para el Taller

Para ello, no tiene más que indicar su dirección de e-mail. Podrá anular su suscripción a Newsletter siempre que quiera, simplemente haciendo clic aquí.

BACK

¿Qué componentes tiene un faro?

La tarea principal de los faros en los vehículos es iluminar la calzada de la mejor manera posible para proporcionar una conducción segura y relajada. Por ello, los faros, incluidas sus fuentes luminosas, son elementos del vehículo relevantes para la seguridad. Necesitan, por tanto, una aprobación de las autoridades y no deben manipularse. La legislación determina el tipo y el lugar de montaje de las funciones lumínicas del vehículo, así como su estructura, sus fuentes luminosas, sus colores y sus valores luminotécnicos reglamentarios.

A continuación, diseccionamos un faro para ver cuáles son sus componentes principales:

Carcasa

Portadora de todos los componentes del faro (cable, reflector, etc.)

Fijación a la carrocería del vehículo • Protege de las influencias externas (humedad, calor, etc.)

Como material se utilizan termoplásticos

Reflector

La primera función del reflector es capturar la mayor parte posible del flujo luminoso emitido por la lámpara y dirigirlo en dirección hacia la calzada. Existen distintos sistemas de reflector que dan forma a estos requisitos de la manera más eficaz posible.

Elección del material para el reflector  

Antes, la mayoría de los reflectores se fabricaban en capa de acero; sin embargo, hoy en día, se utilizan plásticos principalmente (distintos termoplásticos) debido a las exigencias impuestas a los faros como, por ejemplo, tolerancias en la fabricación, estructura, calidad de las superficies, peso, etc. Los reflectores se fabrican con una gran precisión para reproducir su forma exacta. Todo ello permite fabricar sistemas especialmente escalonados o multicámara. A continuación se lacan los reflectores para lograr la calidad necesaria en la superficie. En algunos sistemas de faros en los que las exigencias térmicas son especialmente estrictas, se utilizan también reflectores de aluminio o de magnesio. El siguiente paso consiste en vaporizar una capa de reflexión de aluminio y otra capa de silicio como protección.

Módulos de proyección  

Debido a una trayectoria luminosa con una delimitación muy exacta y a un flujo luminoso muy elevado, los módulos de proyección se están utilizando muy a menudo en los faros modernos. Con distintos diámetros de lente, con diversas funciones lumínicas y con posibilidades de montaje más variadas, estos módulos pueden utilizarse para conceptos de faros muy personalizados.

Dispersores  

Los dispersores con óptica de dispersión tienen la función de desviar, dispersar o concentrar el flujo luminoso capturado por el reflector, con el propósito de crear la distribución de la luz deseada, por ejemplo, el límite claroscuro. Sin embargo, este antiguo concepto estándar se ha visto sustituido por sistemas sin óptica.

Dispersores sin óptica de dispersión    

Los denominados “dispersores transparentes” tampoco poseen ningún elemento óptico. Ya solo sirven como protección contra la suciedad y la influencia meteorológica. Se utilizan en los siguientes sistemas de faros:

  • Lente interior (sistema DE), para luz de cruce, de carretera (bi-xenón) y antiniebla

  • Otro dispersor en el interior del faro, directamente delante del reflector
  • Faros de geometría libre (FF), sin ninguna óptica adicional

Elección del material para el dispersor  

Los dispersores convencionales suelen ser de un cristal que no presente estrías ni burbujas. Sin embargo, debido a las estrictas exigencias anteriormente mencionadas, cada vez se fabrican más dispersores en plástico (policarbonato, PC). Este presenta, como alternativa al crista, muchas ventajas:

  • Especialmente resistente a los impactos
  • Muy ligero
  • Las tolerancias en la fabricación pueden ser menores
  • Espacio libre sensiblemente mayor para la creación de formas
  • Superficie con revestimiento especial, resistente al rayado según normativa ECE y SAE